Subarrendar: Que Es y Cómo Funciona

Subarrendar: Que Es y Cómo Funciona

Subarrendar es una práctica común en México pero antes de hacerlo debes tener en cuenta muchos detalles. Aquí te explicaremos que es subarrendar y cómo funciona.

Que es Subarrendar

Subarrendar es cuando un inquilino que posee un inmueble en alquiler decide alquilar ese mismo inmueble, o una parte de él, a otra persona. 

De esta manera, el inquilino se convierte en arrendatario de otro inquilino.

Al ocurrir un subarriendo se genera un nuevo contrato, ya que en México es común y legal esta práctica siempre que el propietario del inmueble lo haya autorizado por escrito.

El subarriendo puede hacerse con la finalidad de compartir gastos, por ejemplo alquilando una habitación que no se esté usando. 

Sin embargo, otras personas subarriendan para hacer negocio, ganando más de lo que pagan.

Cualquiera que sea la excusa para subarrendar, debes informar de esto al propietario.

Aunque subarriendes el inmueble que tienes arrendado, tú serás el único responsable del pago y bienestar del inmueble ante el propietario.

House flipping: Qué es esta técnica de inversión inmobiliaria

Requisitos para Subarrendar

A menos que esté especificado en alguna cláusula del contrato, está terminantemente prohibido subarrendar. 

Si tu contrato no tiene especificada una cláusula de subarrendamiento, puedes intentar dirigirte al propietario de tu inmueble y solicitar su autorización por escrito.

La autorización para subarrendar está estipulada en el Código Civil Federal por lo tanto será legal.

Una vez que obtengas la autorización para subarrendar por parte de tu arrendador, debe celebrarse un nuevo contrato de arrendamiento especificando qué espacios se subarriendan, si es la totalidad o una parte del inmueble.

La relación original existente entre el propietario del inmueble y el primer arrendatario se mantendrá como estaba, no será modificada y tampoco existirá una relación entre el propietario del inmueble y el subarrendador.

La ley estipula que la duración del subarrendamiento nunca podrá superar la duración estipulada en el contrato de arrendamiento original.

Si subarriendas el inmueble que tienes alquilado sin la autorización por escrito del propietario, podrás incurrir en rescisión del contrato original e incurrir en pagos adicionales por indemnización.

Que debe contener un contrato para subarrendar

Un Contrato de Subarrendamiento debe contener los datos personales tanto del subarrendador como del subarrendatario al igual que los datos del inmueble, el espacio sujeto al subarriendo, el canon a pagar y la duración del contrato.

El Contrato de Subarrendamiento también debe indicar claramente los derechos y deberes de cada una de las partes, el monto a cancelar y la fecha en que se deberá pagar. 

Adicionalmente, se emitirán dos copias del documento, una para cada una de las partes.

Como anexo del contrato se deben incluir copias de las identificaciones de los involucrados y el permiso otorgado por el propietario del inmueble para subarrendar.

También, una copia del contrato de arrendamiento original y, a ser posible, fotos que muestren el mobiliario y el estado en que se encuentra el inmueble al momento de ser subarrendado.

Para el propietario, una de las ventajas de subarrendar es que en caso de que el inquilino original necesite o decida mudarse, el contrato de arrendamiento original puede trasladarse al subarrendatario, facilitando las cosas para todos. 

Aunque el arrendatario original decida marcharse, el propietario seguirá recibiendo un ingreso y el subarrendatario podrá seguir viviendo en el inmueble.

Houm, tu mejor opción a la hora de arrendar

¿Por qué Houm es tu mejor opción a la hora de arrendar? Porque hacen que todo el proceso de renta sea muy fácil.

Para empezar, no piden aval y te olvidas de la burocracia y el papeleo. 

Houm se hace cargo de verificar los inmuebles para ti y cuando escoges alguna de las propiedades, puedes agendar una visita online y resolver todas las dudas.

El equipo de Houmers está allí para asesorarte en todo momento, no solo para rentar, también si quieres comprar, vender o realizar una inversión inmobiliaria.

You May Also Like