Roomies: Todos los tipos de persona para compartir casa

Roomies: Todos los tipos de persona para compartir casa

Compartir casa con alguien puede ser una alternativa para empezar a independizarte. Pero es bueno que conozcas todos los tipos de roomies que puedes conseguir para compartir casa.

Independizarse es una experiencia única, así como lo es compartir casa con alguien.

Si juntas ambas cosas, puede resultar una verdadera aventura.

Qué es un roomie

Roomie es un compañero de cuarto, departamento o casa.

Será quien aportará para colaborar en el pago de todo lo relacionado con la vivienda y obviamente convivirán juntos.

Así que será como tu familia. Por eso es conveniente que conozcas a quién va a ser tu roomie, porque será con quien contarás para muchas cosas.

Roomies: Todos los tipos para compartir casa

Como en la vida hay muchos tipos de personalidades, también conseguirás muchos tipos de roomies.

Ordenado

Con los roomies ordenados no tendrás problemas en cuanto a desorden en casa, ya que buscarán que todo se mantenga arreglado.

El problema puede surgir si tú no eres tan meticuloso con el orden, así que puede llegar a ser como tu mamá. ¿Estás listo para eso?

Desordenado

Este roomie es justo lo opuesto del anterior. Para él la palabra orden no debería existir, así que lo mismo puedes conseguir un trozo de pizza de hace una semana encima de su cama, como la ropa que se acaba de quitar en medio del departamento.

En este post te contamos qué son los bienes comunes de una propiedad

Si lo tuyo tampoco es el orden, tal vez puedan sobrevivir juntos, pero si te gusta todo limpio y en orden, puede resultar todo un reto.

Party lover

Cualquier día es un buen día para organizar una fiesta o reunión. Así que es muy probable que continuamente tengas el departamento lleno de gente y música.

Lo cierto es que con este nunca te aburrirás, pero tienes que ver si tú estás preparado para tanta celebración.

El roomie come-todo

Con él no sabes de qué manera toda la comida que compras desaparece. Da lo mismo que esté en el refrigerador o en la alacena. O que sea el último yogur que estabas guardando para tu desayuno mañana. 

Y lo peor es que no compra nada!. Así que constantemente tienes que salir a reponer comida que creías que tenías.

El extranjero

Si consigues un roomie extranjero casi seguro que aprenderás un nuevo idioma, o diferentes expresiones, y además podrás servir como guía turístico. ¡Eso sin contar las comidas exóticas que seguramente llegarás a probar!

El irresponsable

Este es tal vez el más temido, porque cuando escoges un roomie lo haces para que también te ayude en el pago de todo lo que implica una vivienda.

Así que conseguirte con un roomie que no cumple con su parte del trato, y sus aportes tardan o simplemente no llegan, puede llegar a desbalancear todo tu presupuesto y transformarse en una pesadilla.

Cómo convivir con un roomie

Para evitar confusiones y malos entendidos lo más conveniente es que, desde el principio establezcas una serie de normas mínimas de convivencia.

Definir esas cosas prácticas que parecen aburridas de conversar, pero que no dejan de ser necesarias.

Entre las cosas que deberías establecer con un roomie está el tema de la limpieza y el orden, y cuáles son las tareas de cada uno.

Además es muy importante aclarar el tema de los pagos y las fechas para realizarlos.

Renta con Houm

Aunque en Houm no podemos ayudarte a buscar un roomie, sí que te podemos ayudar en muchas otras cosas.

Si quieres conseguir un departamento para rentar, tenemos varios para que puedas escoger el que más se adapte a tus necesidades.

Además puedes agendar la visita online y hasta hacerla vía streaming, con un Houmer que aclara cualquier duda que tengas.

¡Y por el aval no te preocupes! Porque en Houm puedes rentar sin aval, sin papeleo y sin todos esos trámites burocráticos. 

Hasta puedes firmar el contrato digital, sin tener que ir a las anticuadas notarías.

3 comments

Comments are closed.

You May Also Like