Manto de Eva: Cómo Cuidar a esta Planta en Interior

Planta manto de eva

Son muchos los beneficios que aportan las plantas en la decoración del hogar. Si estás buscando alguna con hojas anchas para llenar algún espacio, quizás deberías probar con el Manto de Eva.  

Acerca del Manto de Eva

Alocasia macrorrhiza, comúnmente denominada Orejas de Elefante, Marquesa o Manto de Eva es una planta perenne tropical. 

No está muy claro de donde es oriunda, pero se cree que proviene de India o Sri-Lanka, aunque también existen teorías de que es oriunda de Malasia, Filipinas e Indonesia.

Pero lo que sí sabemos, es que actualmente se ha propagado por todo el mundo. 

El Manto de Eva se caracteriza por sus inmensas hojas verdes, con nervios prominentes, que puede llegar a crecer de 2 a 5 metros de altura, dependiendo del tamaño del macetero.

Las hojas apuntan hacia arriba con tallos rígidos y flores poco atractivas. Aunque, su uso más común es como planta ornamental, también ha sido utilizada como un tubérculo comestible (ñame) en sustitución de la papa.

En la actualidad se ha comenzado a utilizar en el proceso de tratamiento de aguas residuales por su capacidad de crecer rápidamente y absorber contaminantes metálicos.

Plantas de dinero: Top de plantas para atraer la abundancia

Cuidados del Manto de Eva en interiores

El cuidado del Manto de Eva es relativamente sencillo aunque tiene algunos requerimientos que facilitarán su potencial de desarrollo. 

El Manto de Eva requiere luz indirecta para evitar el riesgo de que disminuya su crecimiento y sus hojas se vuelvan amarillas. Sin embargo, algunas horas de sol en las mañanas ayudarán en su desarrollo.

Si vives en ciudades con estaciones definidas, debes recordar que el Manto de Eva es una planta tropical y sufre durante los meses fríos.

Por esta razón, durante la época fría, deberás disminuir la frecuencia y la cantidad de agua que le proporcionas y esperar a que la superficie de la tierra seque un poco antes de regarla otra vez. 

Durante la primavera y el verano deberás aumentar el riego y suministrar fertilizante y vitaminas. 

Lava sus hojas por lo menos una vez al mes para eliminar el polvo que pueda acumularse impidiendo la absorción de luz.

Problemas comunes en el Manto de Eva

Las quemaduras por químicos son frecuentes y pueden ocurrir cuando el agua que utilizas para el riego tiene demasiados aditivos. 

Si vas a utilizar agua del grifo, lo recomendable es dejarla reposar por varias horas antes de regar tu planta para que el cloruro se evapore. 

El riego excesivo también es un problema común que notarás enseguida al ver como las hojas se tornan amarillentas y comienza a crecer moho en la tierra.

Por otro lado, el riego escaso también provocará hojas rizadas, con puntas marrones y un aspecto mustio.

También, deberás chequear cuándo fue la última vez que fertilizaste tu planta, ya que la falta de nutrientes puede afectar su desarrollo. Igualmente, debes tener cuidado de no aplicar exceso de fertilizante.

Elimina las partes que se encuentren en mal estado. La poda es de suma importancia, pero debe hacerse cuidadosamente con utensilios limpios, evitando cortar dentro del tejido dañado para evitar la propagación de hongos o bacterias. 

De igual forma, las plagas son habituales y deben ser erradicadas con productos especialmente diseñados para esto. 

Esta planta será un aliado en la decoración de tu hogar si se desarrolla a plenitud en un ambiente húmedo con la temperatura apropiada.

Houm, tu aliado inmobiliario

Si piensas comprar, vender o arrendar una propiedad, Houm es tu aliado perfecto.

De principio a fin, cualquiera que sea el procedimiento, Houm te acompañará en todo momento y te brindará la asesoría que necesites.

Desde agendar visitas, ayudarte con ese papeleo engorroso y hasta con los trámites para el financiamiento.

Si estás buscando un nuevo hogar, seguramente tenemos la propiedad que se ajusta a tus requerimientos y nuestros Houmers harán que todo el proceso sea fácil y agradable.

You May Also Like