¿Cómo hacer Home Office con niños en la casa?

home office con niños
home office con niños

Hasta hace un tiempo el concepto de Home Office lo vivían solamente algunas empresas, donde la mayoría de ellas tenía un día de teletrabajo a la semana y era un gran beneficio.

¿Por qué?

¿Por qué lo hacen? Porque se ahorra mucho tiempo y dinero (traslados ida y vuelta, almuerzos y más), se es más feliz, aumenta la lealtad de los empleados, se aumenta la responsabilidad individual, incrementa la calidad de vida, ahorra los costos de la oficina, entre otros.

Y bueno, simplemente hay veces que no se necesita ir físicamente al lugar para avanzar en los pendientes.

Por otro lado, se puede flexibilizar el horario y adecuarlo a nuestro ritmo y realidades,  y se tiene la posibilidad de estar cómodamente en casa.

Además, si se tiene hijos y sobre todo pequeños, poder estar más con ellos en las horas en las que no duermen, ya que se acuestan bien temprano.

Pero es difícil para algunas empresas ofrecer este beneficio, sobre todo para las menos tecnológicas, las menos flexibles o las que aún no se adaptan a la actualidad y requieren de hacer el trabajo desde la oficina.

Muchas han sido reacias a establecerlo; primero que todo, por que hay que poner la confianza en el empleado de que efectivamente se tomará el trabajo en serio ese día y será productivo, a pesar de que hayan distracciones.

Segundo, porque algunos están simplemente acostumbrados a tener todo cara a cara, como reuniones, o simplemente ir al puesto del otro a preguntarle o conversarle de algo.

Hoy estamos viviendo una situación mundial que definitivamente cambiará el escenario laboral en muchos lugares de ahora en adelante, como es implementar el Home Office.

A la fuerza, debido a la pandemia mundial que estamos viviendo, las empresas se han tenido que adaptar a este cambio y establecer el trabajo flexible. Con esto, desafiándonos a mantener el balance entre la vida personal y el trabajo.

home office con niños

No es fácil para esas personas que tienen que cuidar de la casa, de los niños y además trabajan. Debe ser estresante saber cómo equilibrar todo, cómo concentrarse en trabajar con todo lo que está pasando en la casa, cómo atender las necesidades básicas de tus hijos, etc.

Pero se puede ver toda esta situación con calma, tomar las medidas necesarias, organizarse y verlo como una gran oportunidad.

Aprovecha este tiempo para implementar nuevas cosas, aprender cosas nuevas, enseñarles cosas a tus hijos, comunicarse más, hacer cosas juntos, ya sea las tareas del hogar como limpiar o cocinar, como también por otro lado jugar e interactuar para conectarse.

Houm te recomienda algunos tips para sacarle provecho a tu Home Office… y tener el mejor balance entre tu vida personal y el trabajo en casa.

Crear rutina

Primero que todo, si ambos padres están haciendo Home Office, establecer un horario y trabajar en equipo.

Hay que poner ciertas reglas y crear un rutina de trabajo, de responsabilidades y recreativa, y explicársela a los niños. Ellos deben estar muy conscientes de ella. Aparte de la rutina, sería bueno que cada uno setee sus metas para cada día.

establecer reglas en la casa

Mientras uno trabaja, el otro se encarga de que los niños cumplan con su rutina. En la mañana uno se encarga y se preocupa de que todos tomen desayuno, se duchen, se vistan, ordenen, y hagan sus camas.

Esto solo si es que los niños son muy pequeños pero te recomiendo hacerlos hacer su cama desde bien chicos.

Así como también ducharse, abrocharse los zapatos, asearse, ordenar su pieza, y ojalá darles tareas para limpiar. ¡Sobre todo en estos tiempos en donde todos tienen que ayudar!

También aprovechar de ventilar, dejar lavando ropa o la lavavajillas si es que hay, y preocuparse de que los niños hagan sus tareas escolares y clases virtuales.

Si son muy pequeños, tenerlos cerca de uno, preocuparse de que duerman sus siestas, ponerles una película, darles juguetes, hacerles actividades, para que armen, pinten, supervisándolos mientras se trata de trabajar un poco.

Es clave aprovechar cada vez que las guaguas duermen siesta de trabajar lo más que puedas ahí. Es importante recalcar que tengas la rutina de ducharte y vestirte y no quedarte en pijamas.

Aparte de despertarse, quita la tentación de volver a la cama o trabajar desde ahí en una mala posición que te termine perjudicando.

Luego cercano a la hora de almuerzo, se turnan y mientras el otro trabaja, el otro pasa a ordenar, limpiar, asear la casa, preparar el almuerzo y encargarse de que todos coman.

Ojalá que en la hora de almuerzo aprovechen de estar todos juntos, compartir y sentarse en la mesa.

Recreos

Luego retirar las cosas, limpiar y ordenar entre todos los que puedan y tener un recreo de descanso corto. En este recreo pueden todos jugar juntos, dependiendo las edades.

Si son niños muy pequeños; pintar, juegos para niños/guaguas, ponerles música y que bailen, hacer ejercicios fáciles y entretenidos para que se mantengan activos, si tienen mascotas jugar con ellas.

niño jugando con legos

Si son niños más grandes; jugar a algún juego de mesas como cartas, Uno, Yenga, Trivium, Scrabble, Battleship, Monopoly, armar un puzzle, al personaje (con papelitos en la frente).

O hacer todos juntos una rutina de ejercicios indoor o si se tiene la suerte de tener una casa con patio, ahí afuera. Una serie de HITT, o Yoga, o simplemente desafíos entretenidos y hacer competencias.

jugar en familia

Después de este recreo, que el otro padre vuelva a trabajar y así se siguen turnando, como mejor les convenga o decidan definir los horarios.

Consistencia y dedicación

Es muy importante seguir la rutina, y saber cuándo parar de trabajar. Sobre todo cuando se tiene hijos y hay que dedicarles mucho tiempo y no quedarse estancado en el computador.

Es recomendable también dejar esta rutina por escrito, ojalá que la haga toda la familia junta. Y luego colocarla en un lugar visible como la cocina, el living, o la sala de estar.

Es importante que ellos participen en la creación de la rutina. Mejor aún si ellos la pintan y ponen sus aportes.

También es útil poner alarmas en el celular para que no se te pase nada de la rutina. Sobre todo si son varios integrantes en la familia. Va a ser difícil además de trabajar, controlar lo que hace cada uno en la casa durante el día, más si son niños pequeños.

poner horarios

Como mencionamos antes, los momentos familiares son intransables, necesarios y completamente aconsejables. Tiempos de desayuno, almuerzo y comida deben hacerse en familia.

☝Uno, para controlar que todos coman lo que deben. ✌Dos, para que todos se despejen de sus actividades, refresquen la memoria y conectarse con la familia.

¿Qué otras actividades te recomendamos para esos tiempos libres y en los que no se puede salir de casa para el bonding familiar?

Aparte de las rutinas de deporte juntos, ver películas, cocinar recetas ricas y fáciles (como galletas y decorarlas, un queque, un postre, una torta de verduras, etc).

Te invitamos a leer nuestro artículo de recetas fáciles y ricas.

También pintar, dibujar o armar cosas con plasticina, ver o armar álbumes de fotos familiares, jugar más juegos de mesa, jugar a la búsqueda del tesoro, hacer ronda de chistes, o jugar a las escondidas.

Actividades que ayudan un montón al desarrollo intelectual de los niños es aprender a tocar instrumentos y leer música.

Por otro lado, aprender un nuevo idioma, leer libros, hacer concursos de adivinanzas, armar puzzles o jugar a preguntas de conocimiento general con premios.

Te dejamos nuestro artículo de cómo hacer el juego Pasapalabra personalizado.

Y por último pero no menos importante, ayudar con todas las tareas del hogar. Debes preocuparte de que tus hijos siempre tengan algo que hacer, y desafiar sus mentes con tareas retadoras y juegos y actividades educativas.

estudiar en familia

Espacios

Otra cosa que te recomendamos es definir bien los espacios.

Debes buscar un espacio adecuado para realizar tu trabajo, donde no tengas distracciones. Debes poder sentarte bien y estar cómodo, para luego no tener dolores ni problemas de espalda o cuello.

También hay que definir un espacio para cuando tengas que estar trabajando y cuidando de tus hijos, para que ambos tengan un espacio para desenvolverse.

Por un lado, tú con tu computador e implementos básicos y por otro lado un espacio donde ellos puedan hacer sus actividades y jugar.

Es importante contar con luz, conectores de enchufe y ojalá una planta para hacer tu espacio más lindo y acogedor. Hace muy mal a la vista trabajar con la luz apagada a oscuras.

Evitar el estrés y priorizar equilibrios

Debe ser difícil hacer home office y saber cuándo parar. Por más que te cueste, deja el trabajo a un horario definido y aprovecha a tu familia y a tener un espacio contigo mismo.

Aprovecha de retomar energías y descansar para así poder estar bien física y emocionalmente. Por último, te recomendamos mucho, darte breaks. Cortos, pero necesarios.

De no más de 10 a 15 minutos pero además de refrescar la memoria, dar un respiro y cambiar de aire. Esto sirve para ver a la familia, chequear en qué está y tener tu espacio personal. 

Si sientes mucho estrés es muy bueno hacer ejercicios de respiración, meditar, o hacer hasta yoga. Por otro lado, el alimentarte y dormir bien son factores clave para evitar el estrés y mejorar tu rendimiento y concentración.

familia

CONCLUSIÓN

El home office es un gran privilegio, pero si se sabe cómo usar. Hay que ser constantemente conscientes de nuestra rutina y de saber separar y equilibrar las cosas.

Desde crear rutinas, seguirlas y que toda la familia esté al tanto de ella, hasta tener breaks, hacer actividades juntos y respetar el horario de trabajo de los que trabajan.

Si quieres leer tips sobre cómo hacer home office y ser productivo haz click acá.

1 comment

Comments are closed.

You May Also Like