Cómo mantener una buena convivencia con tus vecinos

buena convivencia vecinos

La convivencia con los vecinos puede llegar a ser complicada independientemente del lugar en el que vivas. Es muy común encontrarse con vecinos de todo tipo, desde los más amables con los que puedes establecer una amistad hasta los que crean conflictos por todo. No puede faltar el vecino que le pega a su techo hasta por el más mínimo ruido o aquel vecino súper entusiasta que hasta te da un regalo de bienvenida. A pesar de que podemos encontrar un sinfín de personalidades y situaciones, es sumamente importante mantener una buena relación con todos.

Una encuesta que se llevó a cabo el año pasado reveló que el 16% de las personas no conocen el nombre de sus vecinos. ¡Este número sube al 25% en la generación millennial! También, las personas que viven en departamentos son los que menos conocen a sus vecinos con un 21% contestando que no conoce a NINGUNO de sus vecinos. 

Mantener una buena convivencia con los vecinos no solo hará de tu vida más fácil, sino que también puede ser útil si llegas a tener cualquier problema. Aquí te damos una lista de cómo mantener una buena convivencia con los vecinos: 

6 tips para una buena convivencia con los vecinos

1. Fomenta la comunicación

No te tienes que presentar con TODO tu edificio pero siempre es bueno conocer a las personas más cercanas a tu casa o departamento. Conocer sus nombres y saludarlos al toparse en pasillos o entradas hará que sea más fácil comunicarse en caso de que haya algún problema. Investiga si hay un grupo de Whatsapp en el que estén los vecinos y únete. Así podrás estar enterado de cualquier situación y además podrás tener los contactos de tus vecinos en caso de que los necesites. 

2. Sé cordial con tus vecinos

No está de más decir que la cordialidad es la base para cualquier relación positiva con tus vecinos. Siempre procura ser amable. Dar los buenos días o buenas tardes siempre es bien recibido. Esto ayudará a que tus vecinos te vean como una persona confiable y agradable. No hace falta convertirse en los mejores amigos, pero el ser amable ayuda a que la convivencia sea fácil.

3. Respeta las normas de convivencia

¡Esto es clave para llevarse bien con los vecinos! Respeta las normas establecidas en tu edificio sobre ruido, visitantes y más. Cuida también los espacios comunes. Es de suma importancia ser cuidadoso y contribuir a que estos espacios de la comunidad permanezcan en buen estado. Una de las principales quejas a las que nos enfrentamos con vecinos es la de ruido. Procura respetar las horas de descanso y en caso de que tengas una fiesta, procura informar con anticipación a tus vecinos o hacer uso de las zonas designadas, en caso de que las tengas, en tu edificio. 

Si compartes paredes con tus vecinos, trata de mantener el ruido a un nivel razonable todo el tiempo, no solo durante la noche. Si vives arriba, considera usar tapetes para poder reducir el sonido de tus pisadas, ya que este es una de las quejas más frecuentes. ¡Considera esto como algo bueno! El agregar tapetes también puede agregar estilo a tu departamento. 😉

4. Acude a las reuniones de la comunidad

Sabemos que esto puede ser molesto pero es de suma importancia el unirse a la comunidad y presentarse con todos los vecinos. De esta manera, si surge algún problema podrás saber a quién acudir. Estas reuniones también son importantes para resolver problemas con la vivienda que le conciernen a toda la comunidad. 

Recuerda, una buena comunicación y convivencia con los vecinos hará de tu vida más fácil. El bienestar en cualquier lugar está rodeado a tu entorno y si vives en un entorno positivo, te verás inmediatamente beneficiado. Es importante siempre fomentar la tranquilidad y tener la seguridad de que estamos rodeados de personas en quien podemos confiar.

5. Ten cuidado con tus mascotas y sé razonable

Es común que en edificios de departamentos tengan reglas y restricciones sobre mascotas. Si vives en un departamento “pet-friendly” puede que no te enfrentes a ningún conflicto pero en caso de que sí, hay diferentes formas en que los puedes resolver sin tener problemas con tus vecinos. Por ejemplo, en el caso de que el perro de un vecino esté ladrando día y noche, puedes comentarlo directamente con ellos sin ser grosero. 

Si un vecino se acerca a ti para hacer una queja sobre tu mascota, haz tu mejor esfuerzo en escuchar y entender el problema. Trata de resolver el problema. Una convivencia sana es mejor que tener que lidiar constantemente con quejas. 

6. Resuelve cualquier problema en persona

Todos los problemas se pueden resolver fácilmente y en persona. Aunque parece más fácil dejar una nota, escribir por Whatsapp o mandar un mail, esto puede hacer que tu mensaje suene más agresivo de lo que quieres. Deja que tu vecino escuche lo que tienes que decir, de esta forma es más probable que encuentren una solución en conjunto. Así también podrán escuchar ambas historias y llegar a un acuerdo. 

Así como lidiamos directamente con un compañero de trabajo al que vemos todos los días, es muy probable que tu vecino no se vaya a mudar pronto. Es mejor lidiar con los problemas de frente y de manera amable para poder mantener una convivencia sana y de cordialidad. 

Con estos 6 tips en mente de seguro podrás mejorar tu relación con tus vecinos o empezar de la mejor manera en tu nuevo hogar. Recuerda que tu experiencia en cada lugar depende de los vínculos que estableces con tu entorno y parte esencial son tus vecinos. 

Renta, compra y vende con Houm

¿En busca de un nuevo hogar y mejor convivencia con tus vecinos? Podemos ayudar a que encuentres tu lugar ideal de forma fácil, online y SIN AVAL. 

¿Eres propietario? También podemos hacer tu vida más fácil anunciando tu propiedad ya sea para renta o venta y ayudándote a encontrar la mejor oferta

1 comment

Comments are closed.

You May Also Like