Urbanismo: Qué es y por qué es importante

Urbanismo: Qué es y por qué es importante

La planificación urbana, el acto de diseñar ciudades para que la gente viva, es un aspecto importante de nuestro mundo que la mayoría de la gente no conoce. Si estás interesado en el urbanismo o simplemente quieres saber más sobre él, ¡sigue leyendo!

Los planificadores urbanos trabajan con muchos aspectos diferentes, incluidas las regulaciones de zonificación, las leyes de uso del suelo y los problemas de transporte para crear una ciudad que funcione bien para todos.

Qué es el urbanismo

El urbanismo es el proceso de definir metas y políticas para guiar el crecimiento en un área urbana. 

Su objetivo es combinar factores sociales, económicos, ambientales y culturales dentro de una comunidad para mejorar la calidad de vida. 

Esto incluye analizar las necesidades de infraestructura, evaluar el uso del suelo para el desarrollo residencial, comercial, institucional o industrial, entre otros. 

Los planificadores también son responsables de la implementación de estos planes, como asesorar sobre los estatutos de la construcción y las regulaciones de zonificación. 

El urbanismo y las áreas verdes

El impacto de los espacios verdes en el medio ambiente reduce la huella de carbono de la zona, mitigando así, el cambio climático para un planeta más saludable. 

Los espacios verdes también pueden promover la actividad física, lo que contribuye a mejorar la calidad de vida, especialmente para quienes residen en centros urbanos. 

Por esa razón, los planificadores urbanos toman en consideración cómo los espacios verdes pueden usarse como un lugar para actividades familiares, como picnics y juegos al aire libre, debido a su impacto positivo en la salud mental.

El urbanismo y los sistemas de transporte

Los planificadores ayudan a establecer políticas para mejorar los sistemas de transporte.

Estos trabajan con otros profesionales como ingenieros, arquitectos y expertos en tráfico para construir sistemas más seguros que cubran una variedad de opciones para los residentes. 

También, ayudan a determinar la necesidad de carriles designados, cruces de peatones y aceras. 

Además, los planificadores pueden coordinarse con otros profesionales de la salud para garantizar que las políticas de transporte satisfagan las necesidades de todas las poblaciones, incluidas las que tienen requisitos especiales, como las personas con discapacidades o los adultos mayores.

5 razones para vivir en Benito Juarez

¿Por qué es importante el urbanismo?

La planificación urbana es el proceso de diseñar y dar forma a ciudades, pueblos y aldeas. Por lo general, involucra una serie de disciplinas que incluyen economía, sociología, política, ingeniería y diseño. 

Las consecuencias de esta planificación se pueden ver en todas las formas, desde hogares hasta áreas industriales y espacios verdes.

En las primeras etapas de la historia de la humanidad, muchas personas vivían en zonas rurales. 

Si bien algunas personas todavía lo hacen, muchas más se han trasladado de las zonas rurales a las ciudades. 

Solo en el último siglo, la cantidad de personas que viven en ciudades ha aumentado astronómicamente. 

En 1914, el 7% de la población mundial vivía en una ciudad; ahora, esta cifra ha aumentado a más del 50%. Alrededor de 1950, menos del 30% de la población estadounidense vivía en ciudades; ahora más del 80% de la población vive en áreas urbanizadas.

La densidad de población también ha aumentado, con alrededor de mil millones de personas que ocupan un área 3 veces más pequeña que la que se usaba hace 2000 años. 

Se estima que para 2050 más del 70% de la población mundial vivirá en ciudades, lo que significa densidades mucho más altas que las que vemos hoy.

Está claro que la civilización humana se está urbanizando cada vez más, pero ¿qué significa esto para el futuro? 

Durante el último siglo, ha habido un cambio en la filosofía sobre cómo se debe hacer la planificación de la ciudad. 

Las ciudades solían centrarse en la estética y grandeza, mientras que ahora se centran en la eficiencia y la practicidad.

Las ciudades de hoy están diseñadas en torno al transporte masivo y la agrupación de funciones similares, como zonas industriales o áreas comerciales. 

La tierra se planifica teniendo en cuenta la eficiencia y las comunidades se crean teniendo en cuenta las necesidades de las personas. 

Esta planificación tiene en cuenta las necesidades futuras de una población que puede resultar en la evolución de una ciudad en el tiempo si no satisface las necesidades de sus ciudadanos.

Si las ciudades están bien planificadas, pueden ser lugares bellamente diseñados con una distribución eficiente que permita el fácil movimiento de los peatones y el transporte público. 

Si no se planifican bien, este uso eficiente de la tierra se ve comprometido por una planificación ineficiente que da como resultado grandes suburbios en expansión.

La expansión suburbana se ha convertido en un gran problema en muchas partes del mundo, especialmente en América del Norte, donde la dependencia del automóvil es alta.

Las ciudades mal planificadas también pueden tener efectos negativos en la vida de los ciudadanos debido a los riesgos para la salud y la falta de cohesión social.

Muchos de los problemas que hay hoy en día en las grandes ciudades han sido creados por una mala planificación o mala gestión. 

Parece importante que el urbanismo considere cómo se usa una ciudad en la actualidad, además de cómo se usará en el futuro.

Los planificadores urbanos tienen la responsabilidad no solo de cuidar a las personas que viven en esa ciudad ahora, sino también de planificar para sus futuros ciudadanos y cómo utilizarán el espacio. 

Si una ciudad carece de espacios públicos o redes de transporte adecuadas, generaciones de ciudadanos podrían sufrir esta falta de previsión.

No son solo los planificadores los que tienen una responsabilidad con el futuro de una ciudad, también son los propios ciudadanos. 

Las personas que se mudan a las ciudades deben asegurarse de participar activamente en su comunidad y ayudar a apoyarla de cualquier manera que puedan.

Cuantas más personas participen en el proceso de planificación o participen activamente en su comunidad, mejores serán las generaciones futuras.

Lo que mueve a Houm

En Houm tomamos acción para que todos puedan acceder al hogar soñado.

Por eso, donamos el 1% de nuestro ingresos para ayudar a aquellas personas que no pueden acceder a una vivienda.

Esos son nuestros valores de comunidad. ¡Esto es lo que nos mueve!

You May Also Like