Arrendatario y arrendador: Qué es lo que hace cada uno

Arrendatario y arrendador: Qué es lo que hace cada uno

Tanto el arrendatario como el arrendador tienen obligaciones y derechos cuando se trata de alquilar una propiedad. Para comprender qué es lo que hace cada uno, está este artículo.

La relación entre arrendatario y arrendador puede ser muy compleja, en ocasiones, porque ambas partes tienen roles y responsabilidades diferentes.

La mejor forma de establecer una buena relación es conocer qué hace cada uno.

Qué es un arrendatario

El arrendatario es alguien que ha alquilado/arrendado un lugar para vivir.

Qué es un arrendador

Un arrendador es dueño de una propiedad, generalmente de edificios o terrenos. 

Un arrendador alquila sus propiedades a inquilinos a un precio acordado y por un período de tiempo, que puede ser de meses o años. 

Con el contrato de arrendamiento se protegen tanto el propietario como el inquilino.

Gastos notariales: Cuáles son y quién debe pagarlos

Responsabilidades del arrendatario

El arrendatario tiene algunas responsabilidades generales para con el propietario.

Entre ellas se encuentran las siguientes:

a) Asegurarse de siempre pagar el alquiler a tiempo y en su totalidad (esto incluye cosas como las facturas de agua, electricidad y otros servicios sí se mencionaron como cargos separados en el contrato de arrendamiento).

b) Mantener el inmueble limpio y asegurarse de que cualquier daño o desgaste de este sea reparado.

c) Seguir todas las reglas que se establecieron en el contrato de arrendamiento.

d) Si planea mudarse, dar aviso por escrito al arrendador antes de dejar el inmueble. Esto le da tiempo al arrendador para inspeccionar el inmueble y decidir qué cambios se deben hacer para que esté listo para el próximo inquilino.

e) No participar en ninguna actividad ilegal en la propiedad, que incluye cosas como almacenar material peligroso o incluso tener mascotas sin el consentimiento por escrito del propietario. 

f) No causar molestias, lo que incluye hacer mucho ruido, organizar grandes fiestas con frecuencia o usar el inmueble para fines ilegales (como el tráfico de drogas o juegos ilegales).

g) Obtener el consentimiento por escrito del propietario antes de subarrendar alguna habitación a otra persona. 

h) No causar problemas con los vecinos, como iniciar discusiones innecesarias con ellos o hablarles irrespetuosamente.

i) No dañar el inmueble. El daño a la propiedad puede incluir cualquier cosa, desde roturas en las paredes o puertas debido a la mala colocación de los muebles o rasgar las alfombras al arrastrar objetos pesados ​​sobre ellas. Aquí también se incluyen los daños a paredes, pisos, puertas o ventanas al no cuidarlos adecuadamente.

Responsabilidades del arrendador

Por otro lado, el propietario también tiene algunas responsabilidades generales para con el arrendatario. 

Entre ellas se encuentran los siguientes:

a) Proporcionar un lugar habitable con todas las condiciones para que vivan los arrendatarios y que cumpla con todas las leyes y reglamentos de vivienda y seguridad.

b) Asegurarse de que existen en la vivienda todos los objetos que se mencionan en el contrato de arrendamiento. Además, debe asegurarse de que el suelo, las alfombras y la pintura estén en buenas condiciones, así como que los sistemas eléctricos y de plomería funcionen correctamente.

c) Respetar las condiciones estipuladas en el contrato de arrendamiento, como por ejemplo el precio del alquiler y los plazos.

d) Si el arrendador recibe del arrendatario un depósito como garantía, debe devolverlo al inquilino dentro del período que se encuentra estipulado en el contrato de arrendamiento.

En el caso de que haya daños en la propiedad, entonces se deben hacer reparaciones o reemplazos antes de que el inquilino recupere su depósito de garantía.

Tanto el arrendatario como el arrendador tienen muchas obligaciones cuando se trata de alquilar una propiedad. 

Por eso, conviene comprender cuáles son las responsabilidades de cada uno en este tipo de relación.

Alquilar tu casa con Houm es una excelente decisión porque te garantizamos que los pagos mensuales siempre se realizarán a tiempo.

Arrienda tu propiedad sin preocupaciones con Houm

Arrendar tu propiedad con Houm tiene muchos beneficios.

Tomamos fotos profesionales de tu propiedad y las publicamos en nuestro marketplace.

Además, no tienes que preocuparte por mostrar el inmueble, porque de eso se encargan nuestros Houmers.

Y si contratas el servicio de administración de Houm, nos encargamos de todo. Somos el intermediario con el inquilino y gestionamos la resolución de dudas, quejas y arreglos, además de hacer el seguimiento de todos tus pagos.

You May Also Like