Talento de exportación a México

Houm llega a Mézico

Dentro de Latinoamérica, Chile es el país con mayor foco y potencial de ser atracción para los inversionistas. Frente al crecimiento del país, constante innovación, y desarrollos tecnológicos, una cosa es segura: en Chile existe muchísimo talento. 

En Houm tenemos la suerte de poder verlo de primera mano viendo día a día el crecimiento y desempeño de jóvenes inteligentes y motivados, enfrentados a los desafíos que significa construir una corredora de propiedades digital que transforma la industria inmobiliaria. 

Conoce en este artículo más sobre la historia de Houm.

Houm partió en Chile el 2018, creciendo exponencialmente a doble dígito cada mes, logrando su expansión en Colombia y luego en enero 2021, en México. 

Para ayudar con la expansión en México, partieron por 6 meses a ayudar con la consolidación y transmitir el know how que ya se tenía en Chile, 4  jóvenes cracks. Resulta curioso que sean 4 mujeres, pero no creo que sea el foco del artículo.

Ellas son Anita María Veas, María Andrea Guzmán, Isidora Andrade y Fernanda Hachim. En este artículo podrás saber un poco más de lo que han vivido estos meses.

EXPERIENCIA

Cuando les pregunté cómo ha sido su estadía desde que llegaron, la respuesta fue unánime. Primero fue un largo silencio por parte de todas, miradas incómodas, luego unas risas y partió una de ellas rompiendo el hielo. “Agotador, no te voy a mentir. Ha sido mucho trabajo, mucha presión y entender un mercado completamente diferente no es fácil. Ha sido un desafío intenso; sin embargo, hemos tenido tan buen recibimiento y acogida de todo el equipo y el país, que ha sido una experiencia muy enriquecedora y de muchísimo crecimiento profesional”- dijo Anita.

Por otro lado, Isidora me comentó “ha sido mucho tiempo invertido en arreglar cosas, definir, reparar. Faltaban muchos procesos y orden, y eso vinimos a hacer. Queremos traer las buenas prácticas, lograr crecer y ser reconocidos en el mercado. Ha sido difícil entender una cultura tan distinta, pero es un desafío que ya estamos aprendiendo a manejar”.

Fernanda por su lado recalcaba que no se habían percatado de que habían tantas cosas por mejorar. “prácticamente reestructuramos todo, para lograr resultados y optimizar todo de la mejor manera”- dijo.

“De Repente nos encontrábamos con horrores, no errores”- se ríe Isidora. “Ya que habían algunos procesos manuales que tuvimos que acomodar y automatizar urgente. No lo digo en modo de crítica, ya que también hay que entender el contexto, cultura, y la forma en la que se solían hacer estas cosas en la industria inmobiliaria mexicana”.

DESAFÍOS

Luego, cuando les pregunté cuál veían que era el principal desafío que le veían a su estadía allá en México, me respondieron diferentes cosas.

Anita, por ejemplo, me comentó que el cliente es súper complejo e indeciso. “De a poco hemos ido conociendo al cliente y las mejores maneras de implementar los procesos. Yo le digo a mi equipo que vengo a aprender de ellos. No conocía el mercado ni el país, pero ellos me han apoyado, enseñado y ayudado un montón en este desafío”.

Entre todas alineadas, comentaron que alcanzar las metas y levantar la operación era un gran desafío, pero confiadas de poder lograrlo. Como toda startup, las metas y crecimiento son exponenciales, algunos dirían que inalcanzables, otros que imposibles. Pero si se tiene el servicio y el equipo correctos, se puede lograr.

DÍAS Y DÍAS

La vida y contexto de estas 4 mujeres es diferente para todas. Algunas se fueron con novio, otras con su mascota, otras solteras, y las situaciones que han vivido han sido diferentes. 

Fernanda me decía que ha sido prácticamente una montaña rusa de emociones, donde hay días difíciles, otros no. Donde no alcanza el tiempo y se está estresado, pero días felices y más tranquilos donde se logran resultados y se siente el apoyo de todo el equipo. “No fue fácil irse por más de 6 meses de tu país, dejando a tu familia, amigos, y hasta en mi caso a mi novio. Me traje a mi perrita que el primer tiempo sufrió de estrés y me tenían preocupada todas mis cosas personales, como además encontrar una casa donde vivir, además del trabajo y la presión del día a día”- dice Fernanda.

Anita comentó impresionada “un día que trabajé desde mi casa, mi equipo me mandó almuerzo… no podía creer lo tiernos y buenos que eran. Ahí se nota mucha diferencia de cultura. Los mexicanos son mucho más alegres, entusiastas, menos cortantes y fríos que los chilenos”.

“Eso también les chocó a ellos cuando nosotras llegamos a ser sus líderes”- se ríe Isidora- “Que llegue una jefa con carácter fuerte, personalidad chilena que sonaba pesada, y mucho menos expresiva que a los mexicanos les pareció fuerte. Luego de que ya entendieron que no era nada personal, y que todos nos llevábamos excelente, todo fue genial”.

MOTIVACIÓN

María Andrea comenta que lo que la mantiene es el crecimiento profesional y aprendizaje. “Estoy muy agradecida de estar con Houm desde casi el comienzo. Como una mujer venezolana en Chile, tener esta oportunidad, de venir a liderar los Houmers en México, es un tremendo desafío y experiencia para tener. Todos los días me levanto motivada de qué voy a aprender o aportar ese día”.

Anita por su lado recalcó que el equipo es el que te mantiene. “La cultura de Houm es algo inigualable. Yo creo que todos la valoramos mucho y a pesar de tener días más pesados, los sabemos sobrellevar al tener un ambiente tan bueno, súper buena disposición de cada uno y saber que siempre se va a trabajar en equipo y colaborar entre todos”.

Isidora me decía que está infinitamente agradecida de tener un crecimiento laboral tan grande siendo este en un país tan potente como México y  tener esta clase de responsabilidad con el equipo confiando en ella y su capacidad. 

Sin duda en Houm estamos profundamente agradecidos por su esfuerzo, trabajo y dedicación al 150% que dan cada día y están remando para que el negocio despegue y todos los esfuerzos den fruto.

You May Also Like