Huerta: Cómo Puedes Tener una en Casa

Huerta: Cómo Puedes Tener una en Casa

Tener una huerta en casa puede ser muy gratificante y, si bien puede parecer intimidante al principio, en realidad es bastante fácil una vez que sabes cómo hacerlo. Aquí tienes una guía para que veas cómo puedes tener una huerta en casa.

Tener tu propia huerta en casa es una forma fantástica de agregar productos frescos a tu dieta, y la jardinería no tiene por qué ser difícil o costosa. 

Estos útiles consejos pueden brindarte la orientación que necesitas para empezar tu huerta ¡hoy mismo! 

Elige un lugar soleado para tu huerta

Un paso importante para empezar tu huerta es elegir donde vas a sembrar.

Si es posible, intenta encontrar un área que reciba sol y tenga buena tierra: ¡esos son dos elementos esenciales para el éxito de las plantas! 

También puedes considerar agregar compost. El compostaje consiste en aprovechar los residuos orgánicos para transformarlos en abono.

Esto no solo enriquecerá el suelo (y por lo tanto ayudará a que tus plantas crezcan), sino que el uso de compost hace que ser ecológico sea más fácil que nunca. 

Prepara el suelo

Para que tus plantas crezcan, debes proporcionarles buenas condiciones ambientales. Para eso, debes tener en cuenta la preparación del suelo. 

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el suelo esté bien drenado. 

La segunda cosa, es que debes plantar en zonas o contenedores elevados. Así, se minimiza el crecimiento de malezas.

Los contenedores para las plantas

El tipo de contenedor que elijas puede depender de cuánto espacio tienes disponible y cuántas plantas deseas cultivar a la vez.

Asegúrate de que tu contenedor tenga suficientes orificios de drenaje en el fondo para que el exceso de agua se pueda drenar fácilmente.

Decide cuáles plantas vas a sembrar en tu huerta

A la hora de escoger qué plantas quieres sembrar, debes tener en cuenta el clima local.

Las mejores verduras para principiantes son la lechuga, los rábanos, las espinacas, el brócoli, las zanahorias, los frijoles y los tomates. 

Es importante plantarlos durante la temporada adecuada para que crezcan adecuadamente en tu región. 

Puedes cultivar diferentes tipos de lechuga juntas como la lechuga iceberg (con una larga vida útil), la lechuga romana (con un sabor suave) y la lechuga de hoja (con un sabor delicado). 

La espinaca es otra verdura fácil de cultivar que se puede plantar en casi cualquier zona climática y requiere muy poco mantenimiento una vez que se establece en el jardín.

Los tomates también son fáciles de cultivar. Crecen bien en macetas o en el suelo y hay muchas variedades que producen deliciosos y jugosos tomates rojos. 

Prueba con tomates cherry para jardines más pequeños.

También, puedes probar con el calabacín, que se puede cultivar en casi cualquier tipo de suelo y funcionará bien, incluso, sin fertilizante. 

Los guisantes se pueden plantar en macetas en un balcón o al aire libre en tu jardín. 

¡A plantar la huerta!

Después de cavar hoyos para cada planta, mezcla la capa superior del suelo con compost y fertilizante para que se distribuya uniformemente por todas partes. ¡Y luego puedes comenzar a plantar!

Atento al riego

Es importante regar las plantas de tu huerta cuando lo necesiten y no antes. 

Si las riegas demasiado, sus raíces pueden pudrirse por el exceso de agua y podrías perder tus plantas por completo. 

La tierra de tu huerta debe estar ligeramente húmeda pero no empapada, así que no caigas en la tentación de regar tus plantas todos los días.

Control de malezas

Está atento a la aparición de malas hierbas molestas o de plagas para controlarlas antes de que puedan perjudicar las plantas.

Fertiliza las plantas según sea necesario

Es posible que haya escuchado que las plantas necesitan fertilizantes, pero ¿qué significa eso? 

Los fertilizantes son sustancias ricas en nutrientes con las que se mejoran las condiciones del suelo.

La mayoría de las plantas vegetales requieren una aplicación de fertilizante cuando alcanzan la mitad de su tamaño, y después, cada dos semanas. 

Las plantas podrán seguir creciendo con poco fertilizante, pero como resultado producirán cosechas más pequeñas.

Puedes hacer un jardín en casa cerca de una ventana

Si no tienes mucho espacio, intenta comenzar tu jardín cerca de una ventana. 

Hay muchas plantas que crecen muy bien con luz solar parcial y en contenedores.

Puedes empezar con plantas aromáticas.

Elige un lugar donde reciban luz solar y usa tierra para macetas de alta calidad.

Esta combinación ayudará a tener plantas saludables y que crezcan rápidamente. 

Agrupa las plantas con necesidades de riego similares y asegúrate de que reciban suficiente agua. 

Algunas de las hierbas aromáticas que puedes plantar en un recipiente son la albahaca, la menta, el romero y la salvia.

Plantas del dinero: Top de plantas para atraer la abundancia

Cuáles son los beneficios de tener tu huerta

Cultivar verduras y frutas en el hogar es una excelente manera de ahorrar dinero y disfrutar de alimentos naturales y saludables. 

Además, tener tu huerta te da más control sobre lo que incluyes en tus comidas y si tienes niños, ¡sabes que habrá horas de diversión reservadas para ellos!

Cualquiera que sean las características que buscas en tu hogar soñado, en Houm queremos ayudarte a encontrarlo.

En Houm te acompañamos a buscar tu hogar

Tenemos propiedades en distintas ubicaciones y con diferentes características.

Además, todas han sido verificadas por los Houmers.

Todo el proceso, ya sea de compra o de arriendo te lo hacemos fácil y rápido, simplificando todos los trámites burocráticos.

Nuestros Houmers te asesorarán y acompañarán en todo momento para que la experiencia de buscar tu casa sea perfecta.

You May Also Like